Resumen de carrera de Luis Pérez Companc: año 2005

Por su parte. “Batata” Beltrán ascendió al último escalón del podio y se fue conforme de La Pampa, mientras que Cancio fue 5°, detrás de Ligato, y ganó la N4 “Light”, de la cual se coronó campeón.

Fue, en definitiva, una gran carrera, Luis Pérez Companc tuvo su fin de semana soñado en su año despedida de la categoría a nivel nacional. La lucha en el 14/4 fue excepcional y coronó a su campeones (Ligato y Cancio) ¿Qué más se puede pedir?

LAS CLASES MENORES

Las clases menores no tuvieron menos emoción que las de tracción integral. Guillermo Albertengo, con el Renault Clio Williams del equipo “Schroeder Competición”, fue el ganador de la N/3 y dio un paso firme en busca de su primer título nacional. En esta emisión, el tucumano Víctor Sánchez (Peugeot 306) iba ganando por escaso margen, pero su navegante se equivocó al entregar la tarjeta en un control horario y penalizaron dos minutos.

La Copa Palio fue para el joven Nicolás Raies, quien lideró casi desde el comienzo de la carrera. Raies volvió a la victoria después de varias fechas que se le habían sida adversas.

Por su parte, Maximiliano Debassa logró merecidamente anotarse campeón en esta carrera. El rionegrino reguló la marcha y con la calculadora en la mano se dedicó a sumar los puntos que le aseguraban la corona. La A/6 quedó en poder del tucumano Roberto Castro (Honda Civic) mientras la A/7 fue para el catamarqueño Miguel Lobo.

LUIS PEREZ COMPANC: “Trabajamos y esperamos mucho por este título. Quiero dedicarlo a toda mi familia, que me apoyó muchísimo para que pueda darme este gran gusto”.

► MARCOS LIGATO (campeón N/4): ‘Fue una carrera distinta y después de haber perdido las chances por el título Absoluto, corrí pensando en definir la corona de la N/4 a mi favor”.

► FEDERICO VILLAGRA (ganador N/4): “No pude tomarme respiro en ningún especial, ya que estábamos todos muy apretados. En el penúltimo especial me ‘comí’ una curva y casi pierdo todo en esa maniobra”.

► GUILLERMO ALBERTENGO (ganador N/3): “El comienzo fue electrizante y con pocas diferencias en nuestra clase ganamos en el momento justo y ahora intentaremos definir el campeonato en la última fecha”.

► NICOLAS RAIES (ganador Copa Palio): “Después de varias carreras con problemas, ganar acá es muy bueno para mi y el equipo. Quiero dedicarle, en su dia, el triunfo a mi vieja, que nos banca a muerte.”

Anuncios

Luis Pérez Companc, ganador de la FIA GT 2008 – parte 2

Es cierto, no hubo bandera, pero si alegría argentina a pleno. Algo que quedó demostrado cuando los dos abrieron sus buzos, se sacaron las remeras que llevaban debajo y las tiraron a la gente que los ovacionó.

“Es increíble ganar en la Argentina, ante nuestra gente. Fue una carrera difícil. La verdad que este triunfo y el quinto puesto que conseguí en la general del Rally de Japón del año pasado son las mejores cosas que me pasaron en el automovilismo. Creo que por milésimas me quedo con ésta”, dijo Luis Pérez Companc, quien no se olvidó de alabar a su joven compañero “Matías es un fenómeno. Está claro que Christie no se equivocó.

Yo no lo conocía”, dijo Pérez Companc. Semejante mimo recibido debía tener una respuesta: “Luis es un tipo de una grandeza increíble. La verdad es que si no me llamaban, seguramente el fin de semana lo hubiese pasado en casa comiendo un asadito”.

El equipo se mantendría en 2009 sin cambios, pero con una apuesta más fuerte. A diferencia del 2008, participarían de las 24 Horas de Spa-Francorchamps, carrera para la que se sumaría un tercer piloto. Además, correrían en las 12 Horas de Sebring y en las 24 Horas de Le Mans. “Cuando me retiré del rally pensé cuál era el sueño que me quedaba por realizar. Y, sin dudas, son las 24 Horas de Le Mans.

Por eso elegimos esta categoría. Para agarrar entrenamiento con este tipo de autos. La verdad es que yo pensé que era más fácil. En rally encontré los límites del auto, acá todavía no. Pero ya me cambié el chip para acostumbrarme”, dijo, feliz, Luis Pérez Companc.

De local, la escuadra del Automóvil Club Argentino terminó cuarta con uno de sus autos, el mejor resultado del año 2008. El público que accedió a la calle de boxes durante el fin de semana se quedó extasiado ante los autos de FIA GT.

Los Aston Martin, los Corvette, los Maserati. Pero había dos que se llevaban casi todas las miradas y las fotos: las Ferrari de la escudería ACA Argentina, que participó en GT1. Para esa fecha, el equipo argentino contó con dos modelos de la 550 Maranello. Una para la dupla José María López-Esteban Tuero y la otra para Martín Basso-Gastón Mazzacane.

El auto número uno de la escuadra el de Pechito y Tuerito, salvó la ropa del fin de semana y de la temporada. Quedaron segundos en la segunda tanda de ensayos y apuntaban a largar bien adelante. Pero un problema eléctrico dejó plantada a la Rossa en plena chicana.

 

Raies Competición junto a Luis Pérez Companc

Comandado por la familia Raies, este equipo es uno de los más antiguos del automovilismo argentino. Ya en el 2000 tenían presencia en Top Race, Rally Nacional y Rally Raid. También participaron en las “84 Horas de la República Argentina” con un auto preparado íntegramente en su taller antes de acompañar a Luis Pérez Companc.

El automovilismo argentino estaba cada vez más profesionalizado y eso pudo apreciarse en algunos equipos de nuestro país. Un claro ejemplo es el Pro Racing Group, comenzó con una coupé Fuego de TC2000 y en esa época ya representaba oficialmente a Honda, asistiendo a varios autos del Rally Nacional, teniendo una subsidiaria -Córdoba Racing Research- que se encargaba de construir autos de competición y hasta organizaba eventos (el Rally Master de diciembre en 1999).

Claro estaba que el pionero en esto de convertir un equipo de competición en una empresa automovilística era Oreste Berta. Con el paso del tiempo el “Mago” extendió sus horizontes asistiendo al equipo Ford de TC2000, era el preparador de los motores Mégane que se utilizaron en la Fórmula Renault, construyó los autos de la Copa Mégane, era representante oficial de Magneti-Marelli y era consultor de Ford Motor Company. En el medio, una decena de pilotos de diferentes categorías nacionales desfilaron por su “Fortaleza”, en busca de sus consejos y ayuda técnica.

Debut de Luis Perez Companc en Top Race

En la última carrera de Top Race disputada en Avellaneda en junio del 1999, Santa Fe, se produjo el debut de Luis Pérez Companc, hijo del empresario Gregorio Pérez Companc. La presencia de papá “Goyo” en el autódromo causó algo de revuelo y de intriga, aunque su eficiente equipo de custodios personales se ocupó de que no tuviera ningún inconveniente.

Según la revista económica Forbes, Perez Companc es dueño de una fortuna de aproximadamente 3.600 millones de dólares, la más grande del país y entre las doscientas mayores del mundo. Si bien no le gustaba mucho que su hijo compitiera, Gregorio es un entusiasta del automovilismo e incluso posee varios autos de colección, algunos de ellos de los años 1906 y 1907. Por lo visto, y a diferencia de lo que ocurre con varios pilotos de nuestro automovilismo, su hijo no iba a tener ningún inconveniente para juntar el presupuesto y correr en TR.

Ford GT40 MK III de Pérez Companc

Entre los maravillosos autos de la familia de Luis Pérez Companc Otro diamante que ganó Le Mans entre 1966 y 1969 de manera consecutiva. El expuesto por GPC fue uno de los autos usados por los neozelandeses Chris Amon y Bruce McLaren en 1966; los estadounidenses Dan Gurney A.J. Foyt en 1967; el mexicano Pedro Rodriguez y el belga Lucien Bianchi en 1968 y el también belga Jacky Ickx y el inglés Jackie Olivier en 1969. Cuenta con un impulsor V8 central trasero de 4.737 cm3.

El número 40 tiene que ver con su altura: de 40 pulgadas (1.016 milímetros) como dictaban las normas de participación. En la muestra también se vio un ejemplar actual, pero de calle. Tiene un motor de 550 caballos y un precio estimado de 180.000 euros.

Luis Pérez Companc: Participación en la Manzana 2010

El debut de Luis Pérez Companc en la Manzana fue en 2001 con un Mitsubishi Lancer, pero no le fue bien, lo mismo que en 2002. Después llegaron los triunfos en fila, que fueron 4 nada menos y lo convirtieron en uno de los más ganadores detrás de Gabriel Raies y Jorge R. Recalde.

De perfil muy bajo y bueno para acelerar, lo que le permitió ganarse el reconocimiento de los aficionados valletanos, Luis Pérez Companc cuando confirmó su presencia en la Manzana 2010 manifestó que “me pareció una buena idea sumarme a los festejos de las 40 ediciones y qué mejor que olvidar ese momento, más que nada por el calor de la gente cuando pasaba con el auto y yo, que no me cuesta y más de una vez le sacaba canas verdes a José (por Volta), trataba de darles el mayor espectáculo posible andando siempre a fondo.”

Luis Pérez Companc sostuvo que cada Manzana era diferente “Recuerdo tanto las del comienzo con el Mitsubishi como también las cuatro que gané con el Toyota.” Además, agregó que se sentía sumamente cómodo: “Para mí era como estar de local y creo que por eso me sentía tan cómodo en la prueba.”