Resumen de carrera de Luis Pérez Companc: año 2005

Por su parte. “Batata” Beltrán ascendió al último escalón del podio y se fue conforme de La Pampa, mientras que Cancio fue 5°, detrás de Ligato, y ganó la N4 “Light”, de la cual se coronó campeón.

Fue, en definitiva, una gran carrera, Luis Pérez Companc tuvo su fin de semana soñado en su año despedida de la categoría a nivel nacional. La lucha en el 14/4 fue excepcional y coronó a su campeones (Ligato y Cancio) ¿Qué más se puede pedir?

LAS CLASES MENORES

Las clases menores no tuvieron menos emoción que las de tracción integral. Guillermo Albertengo, con el Renault Clio Williams del equipo “Schroeder Competición”, fue el ganador de la N/3 y dio un paso firme en busca de su primer título nacional. En esta emisión, el tucumano Víctor Sánchez (Peugeot 306) iba ganando por escaso margen, pero su navegante se equivocó al entregar la tarjeta en un control horario y penalizaron dos minutos.

La Copa Palio fue para el joven Nicolás Raies, quien lideró casi desde el comienzo de la carrera. Raies volvió a la victoria después de varias fechas que se le habían sida adversas.

Por su parte, Maximiliano Debassa logró merecidamente anotarse campeón en esta carrera. El rionegrino reguló la marcha y con la calculadora en la mano se dedicó a sumar los puntos que le aseguraban la corona. La A/6 quedó en poder del tucumano Roberto Castro (Honda Civic) mientras la A/7 fue para el catamarqueño Miguel Lobo.

LUIS PEREZ COMPANC: “Trabajamos y esperamos mucho por este título. Quiero dedicarlo a toda mi familia, que me apoyó muchísimo para que pueda darme este gran gusto”.

► MARCOS LIGATO (campeón N/4): ‘Fue una carrera distinta y después de haber perdido las chances por el título Absoluto, corrí pensando en definir la corona de la N/4 a mi favor”.

► FEDERICO VILLAGRA (ganador N/4): “No pude tomarme respiro en ningún especial, ya que estábamos todos muy apretados. En el penúltimo especial me ‘comí’ una curva y casi pierdo todo en esa maniobra”.

► GUILLERMO ALBERTENGO (ganador N/3): “El comienzo fue electrizante y con pocas diferencias en nuestra clase ganamos en el momento justo y ahora intentaremos definir el campeonato en la última fecha”.

► NICOLAS RAIES (ganador Copa Palio): “Después de varias carreras con problemas, ganar acá es muy bueno para mi y el equipo. Quiero dedicarle, en su dia, el triunfo a mi vieja, que nos banca a muerte.”

Anuncios

Segunda parte del Rally de La Pampa 2005 de Luis Pérez Companc

A pesar de pasarse de largo en una chicana, Raies se adueñó del 2° puesto, casi desde el propio, para no abandonarlo hasta el final del rally y repetir así sus excelentes actuaciones de la Vuelta de la Manzana y Concepción del Uruguay. Fue entonces un contundente “1-2″ de Luis Pérez Companc y Raies, el segundo de ese año y en forma consecutiva.

Pero indudablemente, la lucha por la punta en el Grupo de Producción fue el gran espectáculo del fin de semana, donde por momentos seis o siete pilotos estuvieron encerrados en poco menos de diez segundos. Villagra, Yoma, Beltrán, Ligato, Cancio, Sánchez y Madero no se daban tregua e intercambiaban posiciones tras cada prueba especial. Y la sorpresa de la carrera fue la llegada del riojano Yoma a pelear la punta, faltándoles el respeto a sus rivales más consagrados. El piloto del noroeste avisó de sus intenciones ganando la primera prueba especial del rally.

Ligato estaba desconocido y nunca llegó a pasar adelante. El objetivo del piloto de Río Ceballos era llevarse de La Pampa el campeonato del N/4 e hizo una carrera conservadora para lograr el objetivo que finalmente consiguió. Los otros tres pilotos de Subaru (Yoma, Beltrán y Sánchez) se enfrascaron, junto a Cancio, en una lucha sin cuartel por darle alcance a Villagra y sobre el final del rally casi lo consiguen. A falta de dos tramos, el Coyote aventajaba a Yoma por 11s8/10. Con esa presión sobre sus espaldas, el piloto del Mitsubishi número 2 se pasó de largo en un frenar y casi vuelca. El riojano quedó a 4 segundos y con tan sólo un prime por correr. La experiencia del campeón saliente inclinó la balanza y en el tramo final se volvió a imponer, para adjudicase una carrera que no dejó ver a su ganada hasta el último metro de la prueba. En esta lucha Sánchez claudicó a poco del final. Un amortiguador roto y una pequeña falla en la selectora de la caja lo marginaron de la lucha.

Performance de Luis Pérez Companc La Pampa 2005

Definir como apasionante al IV Rally de La Pampa sería el calificativo más adecuado para una carrera que consagró como campeón Absoluto de la temporada 2005 al capitalino Luis Pérez Companc y que además sirvió para que Marcos Ligato, Alejandro Cancio y Maximiliano Debassa festejaran la obtención de las coronas de la N/4, la N/4 light y la Copa Palio, respectivamente. Por todo esto, las emociones sobraron en los llanos caminos de la 8a fecha del calendario, que además de proclamar a los “monarcas” antes mencionados les entregó a los miles de espectadores que se hicieron presentes un espectáculo de alto ritmo, con lucha en todas las clases y definiciones a la décima de segundo en casi todos los especiales.

Una vez más se anunciaba que la lucha por la punta estaba reservada para las Toyota Corolla de  Luis Pérez Companc y Juan Pablo Raies, y para los Subaru Impreza del equipo de los Barattero (Ligato, Beltrán, Sánchez y Yoma). Y los pronósticos no estaban errados, ya que los autos del equipo que dirige Gabriel Raies dominaron desde el comienzo merced a la excelente faena de sus dos pilotos.

Pérez Companc salió decidido a no dejar nada librado al azar y aceleró a fondo en los tramos iniciales, aunque cuidándose en los muchos lugares muy rotos que presentaban las primeras pruebas especiales. Sin embargo, el capitalino fue acumulando segundos a su tabla y se fue consolidando en la punta de la carrera. Como escudero firme, Juan Pablo Raies estaba encargado de cuidarle las espaldas y evitar que el Subaru de Ligato, el único con chances de pelearle el Absoluto, se acercara a la posición del líder.

Luis Pérez Companc, el regreso al rally – Parte 2

“El público de la Manzana es uno de los más apasionados que tiene el Rally Argentino, y los últimos años en los que participé con la Toyota creo que disfrutaron mucho de lo que puede hacer un WRC” destacó.

Luis Perez Companc, quien no se subía a ese auto desde el Rally de Finlandia 2008, cuando se retiró del Mundial, señaló que “el Ford Focus es un auto bárbaro, por lo que será muy divertido para el público y también para mi poder manejarlo” señaló en ese momento.

Luis Pérez Companc comentó que “siempre destaqué que la Manzana es la ‘prueba’ del Rally Argentino, la que todos los pilotos primero sueñan con participar y después, si se puede, ganarla. La gente que se junta en cada tramo de velocidad es impresionante, lo mismo que el apoyo a los pilotos”

—¿Que se siente ganar una Manzana?
“Es una sensación indescriptible.”

El dato
4 son las victorias que acumula Luis Pérez Companc en seis participaciones en la Vuelta de la Manzana. Todos sus triunfos fueron con el Toyota Corolla WRC y con José Volta como navegante.

LA FRASE
“La Manzana es ‘la prueba’ del Rally Argentino, la que todos los pilotos primero sueñan con participar y después, sí se puede, ganarla. La gente que se junta en cada tramo de velocidad es impresionante”.

Luis Pérez Companc, el regreso al rally – parte 1

Luis Pérez Companc volvió al rally en agosto 2010, del que se había retirado hacía dos años, para participar en los festejos de la 40a edición de la prueba de la AVGR.

Luis Pérez Companc siempre destacó que en la Vuelta de la Manzana se sentía un local más. Lo ratificó cuando confirmó su presencia en la 40 edición de la legendaria prueba en 2010. En ese momento participaba en el Mundial GT, pero lejos del rally desde hace tiempo, por lo que su decisión de volver adquirió mayor importancia.

Después de ganar cuatro veces la Manzana, Luis Pérez Companc buscaba darle un atractivo extra a los aficionados con un auto que manejó en el Mundial.

De nuevo el rally argentino contaría con un World Rally Car (WRC) y sería nada menos que el Ford, Focus WRCO8 que Pérez Companc utilizó en su última incursión mundialista.

Es más, llegaría con todo el equipo Munchi’s para su asistencia. Contaba con José M. Volta como navegante y hubo relevamiento de los tramos también, por lo que queda claro que se tomó en serio su participación en la prueba.

El TC vs el Rally según Luis Pérez Companc

Luis Perez Companc: Y una de esas excepciones sucedió aquel sábado, en la clasificación: “Le tengo que pedir disculpas al equipo, porque le pegué a un paredón cuando buscaba la pole. Desde boxes me pidieron que ingrese a esa zona por las dudas de que se haya roto una rueda.

Pero no me pude contener y no les hice caso. Algo me decía que podía hacer la pole, sin embargo me equivoqué”, contó Pecho, mucho más tranquilo con su tercer puesto al saber que sus rivales en la pelea por el título venían complicados: Juan Manuel Silva, 7° y no del todo cómodo con este tipo de escenario; y Guillermo Ortelli, último al no registrar tiempos por problemas en la caja.

Pero que en esta primera visita al espléndido circuito de Potrero de los Funes, López debió modificar un poco su esquema. Es que al ser una de las denominadas carreras especiales de la categoría, no pudo almorzar.

Triunfo de Luis Pérez Companc

El bonaerense Luis Pérez Companc, con un Toyota Corolla WRC, fue el vencedor de la 5° Fecha del Rally Argentino en 2005, Premio XXXV Fiesta Nacional del Poncho, que concluyó en Catamarca.

Perez Companc, que ganó por tercera vez consecutiva en esa temporada, realizó un tiempo do 1h13m33s5/10 para recorrer los 14030 kilómetros de competencia. Asimismo, en el segundo puesto (ganó la Clase N4), se ubicó a 5s8/10 el cordobés Marcos Ligato (Subaru), mientras que tercero finalizó el tucumano Roberto Sánchez (Subaru) a 20s3/10 del líder.

Con estos resultado, Ligato continuaba al frente del certamen absoluto y en la clase N4. La próxima fecha se disputaría entre el 19 y el 21 de agosto de ese año, en General Roca, Río Negro.

¿Cómo es Luis Pérez Companc como piloto? Según él mismo

Luis Perez Companc: Mi defecto mayor es querer ir siempre a fondo, aunque en el tiempo estoy aplicando cada vez más la estrategia de sostener un ritmo que me permita ser parejo durante toda la carrera y manejando más los tiempos de carrera. En Nueva Zelanda, cuando corrí los primeros tramos, le dije a José: ‘Con este auto llegarnos al final seguro, es muy bueno y confiable’. Pero claro, al avanzar la carrera, empezarnos a repetir los tramos, tomé más confianza, vi que podía entrar un poco más rápido en las curvas y basta un pequeño error para que todo se termine. Es lo que me paso, aceleré de más y en una curva me fui afuera.

Son las cosas que voy aprendiendo, al menos aprendí que cuando tengo que levantar lo tengo que hacer. Pasa que, en el mundial, si querés un buen resultado hay que acelerar: pero claro, nada sale de un día para otro. Si bien uno piensa que está manejando un auto importante, de primer nivel, debe tener muy en claro lo que está haciendo. Los pilotos oficiales buscan el resultado sobre cualquier otra cosa, tienen el talento para hacerlo y viven manejando y desarrollando sus autos. Yo tengo que pensar en el maduro que puedo alcanzar, dentro de mis posibilidades, y sé que tengo que trabajar seriamente para lograrlo.

Todo esto dentro de los límites que me impongo, para mi primero esta mi familia, luego el trabajo y, por último, esto que lo tomo coma un hobbie. Pasa que cuando encaro algo lo hago lo mejor posible, esto es algo que quiero hacer bien, no me sirve subir a un auto y romperlo en cada carrera o no rendir como yo pretendo. Mucho me ayuda mi hermano, en tomar las decisiones y también en apoyarme para que siga.

Luis Pérez Companc sobre Turquía

En 2005 un periodista le preguntó a Luis Pérez Companc

Comenzaste en Turquía haciendo el reconocimiento, a pesar de no correr allí, y tenés planificado hacerlo en todas las carreras que vas a disputar el año que viene. ¿Es parte de esta nueva etapa?

Luis Pérez CompancMe gusta hacer bien las cosas, este año haré el reconocimiento de todas las fechas que correré las próximas dos temporadas. Pienso que es lo mejor que puedo hacer, conocer las rutas. Es un capital importante y hacer los reconocimientos sin la presión de luego correr el rally me permite prestar mucha más atención en la anotación de la hoja de ruta, hacerla con más detalles.

Hay que tener en cuenta que para los que vamos por primera vez a un rally, como es mi caso, tenemos sólo una oportunidad de corregir las anotaciones, porque la primera de las dos pasadas la usamos para escribirla. El año que viene cuando llegue nuevamente al reconocimiento podré usar las dos pasadas para corregir datos, y eso es una ventaja importante para mí. Puede que algunos tramos cambien, pero la mayoría de los recorridos se mantienen de una temporaria a otra.

Algo de eso me pasó en Nueva Zelanda, cuando largamos me di cuenta que mi hoja era muy lenta; cuando corrí por segunda vez un especial yo notaba que podía ir mucho más rápido, pero no tenía la experiencia suficiente para hacerlo. Estamos cerrando con Ford el 2006 y 2007, en principio las ocho carreras serian México, Argentina, Nueva Zelanda, Chipre, Turquía, Grecia, Gran Bretaña y Australia. Finlandia requiere mucho más entrenamiento. Lógicamente que todas son de tierra, ya que para el asfalto o la nieve tendría que empezar casi de cero y no es mi intención, por ahora, trabajar sobre esos tipos de piso.

La idea es, en el 2006, corregir la hoja en carrera y afianzarme con el auto, incluso haremos los test del equipo, que en mi caso serán también para tener más kilómetros de manejo sobre el auto. En el 2007, con dos años de preparación, correré listando el mejor resultado posible. En este proceso Ford incorporará el nuevo modelo de Focus, cuando ese auto esté probado y desarrollado contaré con uno de ellos para mi programa.

Lógicamente que en el inicio del 2006 estaré con el actual Focus configurado con el último desarrollo que haga para este modelo. Después del 2007 veré qué hago, si continúo o no, para ese momento habré corrido en lo máximo que se puede aspirar dentro del Rally Mundial, dentro de un equipo oficial y con un programa ajustado a mis tiempos y obligaciones.