Un piloto CMR pasaba a la pista

Luis Perez Companc: Un piloto CMR pasaba a la pista. ¿Grandes diferencias? Por supuesto, en los mítines que siempre están en el límite, cada curva es un juego de azar. Los cambios de la carretera desde el principio hasta el final de cada especialidad. Para la pista en lugar se tiene la oportunidad de mejorar cada ronda, buscar la perfección. He ganado las 24 Horas de Spa y ya estaba terminando segundo en Sebring. ¿Fue realmente difícil? Absolutamente. Para mí fue difícil acostumbrarme a conducir por la noche. Incluso en la oscuridad es muy difícil. Algunas partes de la pista son ligeros, otros casi a oscuras. Se debe tener cuidado de no cometer errores, incluso si el F430 perdona mucho. Un buen compañero. ¿Qué esperaba en 2010? Quería seguir experimentando, sobre todo ganar.

Anuncios

Segunda parte del Rally de La Pampa 2005 de Luis Pérez Companc

A pesar de pasarse de largo en una chicana, Raies se adueñó del 2° puesto, casi desde el propio, para no abandonarlo hasta el final del rally y repetir así sus excelentes actuaciones de la Vuelta de la Manzana y Concepción del Uruguay. Fue entonces un contundente “1-2″ de Luis Pérez Companc y Raies, el segundo de ese año y en forma consecutiva.

Pero indudablemente, la lucha por la punta en el Grupo de Producción fue el gran espectáculo del fin de semana, donde por momentos seis o siete pilotos estuvieron encerrados en poco menos de diez segundos. Villagra, Yoma, Beltrán, Ligato, Cancio, Sánchez y Madero no se daban tregua e intercambiaban posiciones tras cada prueba especial. Y la sorpresa de la carrera fue la llegada del riojano Yoma a pelear la punta, faltándoles el respeto a sus rivales más consagrados. El piloto del noroeste avisó de sus intenciones ganando la primera prueba especial del rally.

Ligato estaba desconocido y nunca llegó a pasar adelante. El objetivo del piloto de Río Ceballos era llevarse de La Pampa el campeonato del N/4 e hizo una carrera conservadora para lograr el objetivo que finalmente consiguió. Los otros tres pilotos de Subaru (Yoma, Beltrán y Sánchez) se enfrascaron, junto a Cancio, en una lucha sin cuartel por darle alcance a Villagra y sobre el final del rally casi lo consiguen. A falta de dos tramos, el Coyote aventajaba a Yoma por 11s8/10. Con esa presión sobre sus espaldas, el piloto del Mitsubishi número 2 se pasó de largo en un frenar y casi vuelca. El riojano quedó a 4 segundos y con tan sólo un prime por correr. La experiencia del campeón saliente inclinó la balanza y en el tramo final se volvió a imponer, para adjudicase una carrera que no dejó ver a su ganada hasta el último metro de la prueba. En esta lucha Sánchez claudicó a poco del final. Un amortiguador roto y una pequeña falla en la selectora de la caja lo marginaron de la lucha.

Recuerdo de una carrera

Luis Perez Companc: Tipo profesional si los hay, José María López cumplió a rajatabla con su ritual antes de subirse al Honda New Civic, a pesar de que esta vez la final comenzó en un horario poco habitual. Cerca de las 10:40 del ya caluroso domingo de ese año, Pechito se acercó al box con ese rostro que denota máxima concentración. Se terminó de colocar el buzo, se sacó la gorra negra y llevó el casco arriba del auto número 37. Sin apurarse, se puso los tapones en los oídos y se acomodó la capucha. Se conectó la radio, se puso el casco y el HANS. Luego abrió la puerta, flexionó las piernas y subió al auto. Un mecánico de Honda le apretó los cinturones, él enganchó el volante, se colocó los guantes y pidió que le acomoden los espejos retrovisores a su gusto. Habían pasado poco más de cinco minutos hasta que el Civic salió a pista.

Bien meticuloso como siempre, el cordobés prefiere no salirse del libreto y cumplir al pie de la letra con ese ritual en cada carrera, un hábito que heredó de su paso por el automovilismo internacional. Es difícil que se salga de la raya y, cuando lo hizo, al instante lo reconoció Luis Pérez Companc.

Triunfo de Luis Pérez Companc

El bonaerense Luis Pérez Companc, con un Toyota Corolla WRC, fue el vencedor de la 5° Fecha del Rally Argentino en 2005, Premio XXXV Fiesta Nacional del Poncho, que concluyó en Catamarca.

Perez Companc, que ganó por tercera vez consecutiva en esa temporada, realizó un tiempo do 1h13m33s5/10 para recorrer los 14030 kilómetros de competencia. Asimismo, en el segundo puesto (ganó la Clase N4), se ubicó a 5s8/10 el cordobés Marcos Ligato (Subaru), mientras que tercero finalizó el tucumano Roberto Sánchez (Subaru) a 20s3/10 del líder.

Con estos resultado, Ligato continuaba al frente del certamen absoluto y en la clase N4. La próxima fecha se disputaría entre el 19 y el 21 de agosto de ese año, en General Roca, Río Negro.