luis-perez-companc

Luis Perez Companc logró su cuarta “Manzana” en el 2006, esta vez por el torneo Sudamericano

Luis Perez Companc vivió en 2006 un año muy exitoso en términos de carreras, autos y pistas. Es que al igual que en 2005, el piloto oriundo de la ciudad de Buenos Aires logró llevarse la cuarta manzana esta vez por el torneo Sudamericano.

Objetivos de Perez Companc

Con su Toyota Corolla, había llegado a Roca con dos objetivos muy claros: llevarse la cuarta manzana en la edición número 36 del Rally de la Vuelta de la Manzana y por otro lado, competir directamente con el equipo de Juan Pablo Raies, del que su hermano Jorge fue navegante.

corolla

La carrera

La carrera estuvo signada por la dominación de Perez Companc en todos los tramos sorteando todos los obstáculos de los caminos valletanos sin dificultad y sin demora, provocando que los segundos – el binomio Raies –Luis Perez Companc – nunca tuviera chances de asomar a la punta de la carrera.

El capitalino, al comando de una interminable Toyota Corolla, estuvo impecable y ratificó que en los caminos valletanos se sentía mejor que los locales.

Clasificación y victoria para Perez Companc

El piloto se destacó tanto en la Clase A -8 frente a Raies como rival pero también lo hizo de forma positiva en la clasificación general del Sudamericano. Es por eso, que nuevamente se alzó en el podio al conseguir su cuarta Manzana y se consagró como uno de los ganadores con más victorias dentro de la historia del mítico Rally de Roca.

Mundial de Rally: el único de Argentina

Luis Perez Companc, al mismo tiempo, fue el único argentino que participó en el Mundial de Rally en la división mayor. El piloto confesó que utilizó esta prueba y victoria como modo de entrenamiento para su siguiente desafío en Japón, ya que “allí la lucha es mucho más descarnada por lo que debo dominar mi circuito al máximo para luego pelear por una buena posición en terrenos desconocidos”.

Anuncios

Luis Pérez Companc nos cuenta la importancia de saber andar lento

Luis Perez Companc: Cuándo empezamos a analizar los parciales en esas carreras salió a la luz en que momento es donde pierdo. Así vimos que en la parte rápida estoy bien, pero en la parte lenta me sacan ventaja porque precisamente me cuesta andar lento. Quedo atrás entre 3 y 3 segundos y medio por km. En las filmaciones yo voy siempre maniobrando, a los manotazos, la cola se me va y me apuro y eso me perjudica. Este aspecto es muy técnico, pero pude pulirlo en mi viaje a España con Kresta.

Me refiero siempre a dominar la parte lenta, convencerse de que hay que frenar, el auto bien, doblar despacio y salir rápido. Para el espectador que está afuera cuando yo paso a toda velocidad a los tumbos le parece espectacular, pero en los tiempos no me sirve de mucho.

Con el Ford Focus tenés que frenar derechito y doblar ahí dónde sacás mayor velocidad de curva y aprovechás el mayor potencial del auto.