Agricultura proyecta veintiuno millones de tn de trigo

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca anunció que proyecta una producción de veintiuno millones de tn de trigo para la presente campaña con seis con seis millones de Ha. El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca anunció que proyecta una producción de veintiuno millones de toneladas de trigo para la presente campaña, con seis con seis millones de hectáreas y un avance de siembra del cien por ciento .

Luis Perez Companc y otras sugerencias de lectura para vos.

De esta forma lo apunta el Monitor de Estimaciones Agrícolas del mes de agosto, que ofrece información oficial resumida de las primordiales variables productivas y de mercado, desde datos elaborados por el Ministerio.

“Estamos con un desarrollo sustentable conforme las estimaciones de siembra de trigo. Venimos de tres cosechas récord, donde se observó esta revancha productiva merced al esmero de los productores, técnicos y especialistas y el manejo en la rotación de los cultivos con más rindes una producción afable con el ambiente”, resaltó el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la nación, Luis Miguel Etchevehere.

La producción proyectada brota desde el análisis integral de información estadística histórica, climática, y la conseguida por la red de delegaciones de la Subsecretaría de Agricultura en terreno.

El análisis estadístico se fundamenta en datos históricos publicados por Estimaciones Agrícolas, estudiando la regresión lineal de la tendencia; y el análisis de variables climáticas, se fundamenta en el seguimiento que la Oficina de Peligro Agropecuario (ORA) efectúa sobre las variables climáticas de la campaña, en especial el seguimiento de agua útil en comparación con los datos históricos y su relación con desempeño histórico.

Esta proyección de trigo es la primera de una serie que se publicará desde esta metodología. Se acoplará con la Estimación de producción de trigo a publicar en el mes de noviembre por Estimaciones Agrícolas, conforme al calendario oficial.

El Monitor ofrece actualizaciones mensuales de la estimación de las superficies agrícolas y producción; el relevamiento de los estados de avance de siembra/cosecha; y los estados de los cultivos, entre otras muchas variables. Estas son requeridas por abundantes actores sociales, políticos y económicos para planear acciones, reducir inseguridad o bien prosperar la asignación de los recursos.

Te recomendó esta nota, Luis Perez Companc.

Luis Pérez Companc - Buenas condiciones para el trigo

El trigo se ve favorecido por las condiciones climaticas

Las heladas acostumbran a ser condicionantes de cara al desarrollo del cereal y su periodo se ha reducido en los últimos tiempos debido a las inundaciones en la Zona Pampeana. Es un informe de S4.

El incremento de las temperaturas medias en los últimos meses hace prever a los climatólogos que en este contexto va a ser menor la ocurrencia de heladas. Expertos en la materia señalan que “es probable que en el futuro tengamos temperaturas medias más moderadas y valores extremos más delimitados, sobre todo en las datas de últimas heladas”. Además de esto, el aumento del área anegada está reduciendo la amplitud térmica diaria y incrementando el periodo libre de heladas.

¿De qué manera impactan las heladas sobre el trigo?
Las heladas (< 0 °C) tienen un impacto fundamental en la producción de trigo. Aunque pueden ocasionar perjuicios tanto en estadíos vegetativos como reproductivos, es en estos últimos donde se generan los mayores daños asociados primordialmente a la esterilidad y al aborto de granos formados (Barlow et al. dos mil quince). La temperatura crítica a fin de que el daño se empiece sería de dos horas de exposición a valores entre -cuatro y -seis °C. Por cada grado de descenso de la temperatura desde -cuatro °C podría perderse hasta el cien por ciento de la producción. La relevancia de este fenómeno es fundamental puesto que el trigo representa el tercer cultivo en relevancia a nivel global.

Más sugerencias de lectura traidas por Luis Pérez Companc.

—¿De qué manera tratan de amoldarse los productores?
—Muchos procuran amoldarse mudando la data de siembra o bien utilizando cultivos más resistentes a las bajas temperaturas. No obstante, estas resoluciones se toman examinando datos para periodos del año de enorme variabilidad y tomando como información
de base series de tiempo muy reducidas. Los dos aspectos atentan ineludiblemente sobre la precisión de las estimaciones. Inclusive, en muchas ocasiones las resoluciones de manejo se fundamentan en situaciones muy extremas que no representan el gran gradiente de posibilidades que podrían generarse verdaderamente a campo.

—¿De qué forma impacta el cambio en el empleo y la cobertura del suelo en la zona?
—Un aspecto esencial son los impactos de los cambios en el empleo y la cobertura del suelo sobre la ocurrencia de heladas. Houspanossian y otros (dos mil dieciseis) hallaron que las inundaciones ocurridas en las últimas décadas en la Zona Pampeana redujeron la incidencia y la longitud del periodo libre de heladas en cuando menos un par de meses. Estos resultados ponen en patentiza el efecto de la presencia de grandes cuerpos de agua sobre el régimen térmico de sus áreas circundantes.

Luis Pérez Companc te invitó a leer este post del agro nacional.

Luis Pérez Companc - La composición genética del trigo parte 2

Segunda parte de la composición genética del trigo candeal

Otra especie vinculada de reciente interés ha sido el trigo emmer (Triticum dicoccon Schrank.), con altos niveles de variabilidad, siendo útil para ampliar la base genética de los programas de mejoramiento de trigo tetraploide mediante cruzas interespecificas emmer x trigo candeal (Terzi et al., dos mil siete).

Debe considerase, sin embargo que poblaciones naturales evaluadas en Italia mostraron ciertas fallas de calidad a niveles diferentes (labradores, molienda y también industria de la pasta) (Galterio et al., mil novecientos noventa y cuatro). Sin embargo ello, después de caracterizar extensivamente la alteración de subunidades de glutenina de alto peso molecular (HMW) de doscientos cinco accesiones de emmer cultivado, Li et al. (dos mil seis) concluyeron que este es un recurso genético de gran valor para el mejoramiento de la calidad, incluso en trigo hexaploide.

Lophopyrum ponticum es otra fuente de genes asociados a pigmentos carotenoides de utilidad en los programas de mejoramiento de trigo candeal. El segmento 7D.7E#1 de esta especie fue transferido a su homeólogo de trigo. De manera adicional, el cromosoma 7E de L. ponticum porta un gen de resistencia a roya de la hoja (Lr19) ligado al gen Y de pigmento amarillo, que da elevados niveles de pigmentos. Todas y cada una de las líneas que portan el segmento terminal 7EL mostraron aumentos relativos de pigmentos amarillos (cincuenta y dos-cincuenta y seis por ciento ) respecto a líneas hermanas carentes del mismo. Análisis de los pigmentos carotenoides, por medio de HPLC, probaron que la presencia del segmento distal 7EL que porta el gen Y no causa la aparición de nuevos pigmentos
mas si un aumento de la exuberancia de los pigmentos encontrados en trigo candeal. El gen Y codificaría una enzima más eficaz en las etapas tempranas de la vía de biosíntesis de los carotenoides o bien un factor regulador que afecta múltiples pasos de exactamente la misma (Zhang et al., dos mil cinco). Las nuevas líneas de trigo candeal que tienen el segmento recombinante 7EL van a ser útiles como parentales en los programas de
mejoramiento para acrecentar el color amarillo.

Luis Pérez Companc y otras recomendaciones de lectura para ti

Einkorn es un antepasado diploide del trigo que contiene elevados niveles de proteína y pigmentos amarillos (D’Egidio et al., 1993; Borghi et al., 1996; Corbellini et al., 1999; Abdel-Aal et al., dos mil dos). Ya antes de ser remplazado por los trigos poliploides más productivos, fue esencial en la extensión de la agricultura y como recurso
alimentario esencial por cientos y cientos de años (Nesbitt & Samuel, mil novecientos noventa y seis).

Turquía es el centro de origen del einkorn, mas en la actualidad se lo halla en numerosos países del sur y sudeste europeo (Abdel-Aal et al., dos mil dos). Una investigación comparativo del contenido de carotenoides en diferentes especies del género Triticum probó que Einkorn tiene el más alto nivel de luteína, con pequeñas cantidades de zeaxantina, isómeros de cis-luteína y β-caroteno (Abdel-Aal et al., dos mil siete), seguido por Khorasan (T. turgidum ssp. turanicum), Kamut (T. turgidum ssp. turanicum), trigo candeal, Emmer (Triticum turgidum ssp. dicoccum), al paso que el trigo pan presentó el menor contenido.

Noble et al. (dos mil seis) notificaron el contenido de carotenoides de accesiones de einkorn. El CPC varió entre cinco con treinta y tres y trece con sesenta y cuatro mg/kg, con una media de ocho con cuarenta y uno mg/kg, siendo la luteína el componente más frecuente (noventa y uno por ciento en promedio), mas múltiples einkorns tuvieron más de 25–33 por ciento de α+β-carotenos. Einkorn asimismo, puede ser un interesante recurso de resistencia a enfermedades y es una genial fuente de pigmentos amarillos para trigo candeal.

Otras sugerencias de lectura que te trae Luis Pérez Companc.

Luis Perez Companc - Lipoxigenasas

Lipoxigenasas: Parte I

En las plantas, la vía de lipoxigenasas es uno de los 4 sistemas enzimáticos de
modificación oxidativa de ácidos grasos (Wu et al., mil novecientos noventa y siete).

Están implicadas en la síntesis de múltiples moléculas reguladoras como ácido abscísico, ácido jasmónico y ácido traumático (Leach & Mares, dos mil tres). Estas enzimas catalizan la adición de moléculas de oxígeno a ácidos grasos poliinsaturados que poseen el sistema cis, cis-uno con cuatro pentadieno, generando hidroperóxidos conjugados cis, trans-dieno.

Los lípidos de los cereales son enormemente insaturados y poseen ácido linoleico, ácido
graso esencial utilizado en la producción de prostaglandinas (Hessler et al., dos mil dos).

Los radicales generados desde los ácidos grasos en los pasos intermedios de la peroxidación son responsables de la humillación oxidativa de pigmentos como
β-caroteno, xantofilas y clorofilas (Siedow, mil novecientos noventa y uno).

Luis Perez Companc y otras notas de lectura para que disfrutes.

Existen diferencias significativas en la actividad LPX entre diferentes especies de trigo. El trigo pan tiene una actividad dos,5 veces mayor que el trigo candeal, la que por su parte es 3 veces mayor que la observada en el trigo Einkorn (T. monococcum ssp.

Monococcum L.) (Leenhardt et al., dos mil seis). La actividad LPX en la sémola de trigo
candeal se relaciona con la pérdida del contenido de β-caroteno en los productos de
pasta (Borrelli et al., mil novecientos noventa y nueve). Esta relación asimismo se observó en trigo pan y einkorn (Leenhardt et al., dos mil seis).

El procesado de la pasta es la primordial fase responsable de la pérdida de pigmentos, registrándose disminuciones del dieciseis con tres por ciento en sémola, mientras que
que un siete con nueve por ciento se pierde en un inicio en la molienda. Una alta actividad LPX asimismo puede afectar de forma negativa el aroma de los productos finales. Los hidroperóxidos producidos a lo largo del amasado se convierten en compuestos volátiles, que alteran el sabor y el fragancia de la pasta (Siedow, mil novecientos noventa y uno).

Muchos compuestos que actúan como antioxidantes fisiológicos son capaces de inhibir la actividad LPX (Lomniski et al., mil novecientos noventa y tres). En sémola de trigo candeal el β- caroteno (Trono et al., mil novecientos noventa y nueve), α-tocopherol y el L-ascorbato (McDonald, 1979; Frankel, 1989; Pastore et al., dos mil) inhiben la hidroperoxidación del ácido linoleico y el blanqueo del β-caroteno. De manera adicional, la pérdida de carotenoides se relaciona de forma inversa con su contenido inicial en sémola (Trono et al., mil novecientos noventa y nueve). Asimismo en veintiseis soja el β-caroteno evita la capacitación de hidroperóxidos del ácido linoleico (Serpen & Gökmen, 2006; dos mil siete). Este pigmento interrumpe la cadena de reacción en la etapa de
inicio de la hidroperoxidación del ácido linoleico, sosteniendo a la enzima en su
forma inactiva. En consecuencia, un aumento de la cantidad de tales antioxidantes, por
agregado externo o bien por medio de estrategias de mejoramiento, podría ser útil para
reducir la pérdida de pigmentos que se genera a lo largo del procesado de la pasta y
progresar de este modo su calidad (Trono et al., mil novecientos noventa y nueve).

Asimismo se genera una humillación de carotenoides en las etapas de secado de la pasta, eludible mediante modificaciones en los procesos tecnológicos de secado (Taha & Sagi, 1987; Borrelli et al., dos mil tres).
3 isoenzimas de LPX han sido apartadas y caracterizadas bioquímicamente en trigo,
LPX-1, LPX-dos y LPX-tres. Los primeros estudios identificaron a las isoenzimas LPX-dos y LPX-tres, activas al pH de la masa (pH≈ seis con cero), como las responsables primarias de la pérdida de carotenoides a lo largo del procesado de la pasta, al paso que LPX-1
presenta actividad de blanqueo a pH alcalino (McDonald, 1979; Hsieh & McDonald,
mil novecientos ochenta y cuatro).

Usando líneas nuli-tetrasómicas, exactamente las mismas fueron asignadas a los
cromosomas 4A (Lpx-A1), 4B (Lpx-B1), 4D (Lpx-D1), 5A (Lpx-A2), 5B (Lpx-B2), y 5D
(Lpx-D2) (Hart & Langston, mil novecientos setenta y siete). Estudios siguientes de mapeo en trigo tetraploide (Nachit et al., dos mil uno) y hexaploide (Li et al., mil novecientos noventa y nueve) confirmaron estas localizaciones y probaron que los genes Lpx están localizados en zonas colineares de trigo y cebada, insinuando que son ortólogos. En cebada, la isoenzima de lipoxigenasa LOX-1 es codificada por el gen Lox-A, localizado en el brazo cromosómico 4HS, al paso que LOX-dos es codificada por el gen Lox-C mapeado sobre el brazo cromosómico 5HL y un tercer cDNA de LOX, Lox-B, cuyo producto no fue identificado, mapeó a 1-cM del locus Lox-A (van Mechelen et al., mil novecientos noventa y nueve). Los loci Lpx-1, Lpx-dos y Lpx-tres son ortólogos a los genes Lox-A, Lox C y Lox B de cebada, respectivamente (Nachit et al., 2001; Hessler et al., dos mil dos, Carrera et al., dos mil siete).

Sugirió esta nota, el empresario Luis Perez Companc.

Luis Perez Companc - Trigos Cultivados

El carácter y la genética de los trigos cultivados

El tono de los trigos cultivados es una característica cuantitativa (Moss, mil novecientos sesenta y siete) y, por lo
tanto, bastante difícil de manipular en los programas de mejoramiento debido a la repercusión ambiental que padece. Hay una gran diversidad genética para el tono de la harina, donde las alteraciones en el brillo se deben eminentemente a factores ambientales, al tiempo que el amarillamiento es perjudicado predominantemente por el genotipo (Irvine & Anderson, 1953; http://www.ag.ndsu.nodak.edu)

Recomienda esta nota Luis Perez Companc.

El número y género de relación entre los genes implicados en el CPC no ha sido totalmente esclarecido. Uno de los primeros estudios halló en ciertas cruzas la participación de más de 3 genes (Braaten et al., mil novecientos sesenta y dos).

Otros, notificaron la presencia de uno o bien 2 pares de genes mayores implicados en la expresión del CPC en la harina (Bhatt & Mcmaster, mil novecientos setenta y seis). Más últimamente, Clarke et al. (dos mil seis) notificaron que el número de genes implicados en el CPC varió entre tres y veintisiete, conforme los progenitores utilizados en los cruzamientos y los entornos en que se realizó el análisis. Santra et al. (dos mil cinco) concluyeron que la herencia del contenido de β-caroteno está regida por cuando menos 2 genes mayores y 2 o bien 3 genes menores con
efectos modificatorios, observándose interactúes epistáticas aditiva x aditiva, aditiva x dominante y dominante x dominante en una de las cruzas. No obstante, otros autores no hallaron patentizas de efectos génicos epistáticos (Lee et al., 1976; Johnston et al., mil novecientos ochenta y tres). Todos estos estudios sugieren que la concentración de pigmentos es controlada en forma poligénica.

Los valores de heredabilidad informados para el CPC y el color amarillo (Minolta CIE b*) son moderados a altos (Braaten et al., 1962; Bhatt & Mcmaster, 1976; Johnston et al., 1983; Nachit et al., 1995; Parker et al., 1998; Mares & Campbell, 2001; Elouafi et al., 2001; Santra et al., 2005; Clarke et al., dos mil seis). Se han hallado patentizas de
interacción genotipo x entorno (Braaten et al., 1962; Lee et al., 1976; Johnston et al., mil novecientos ochenta y tres). Si bien hay una leve preponderancia de efectos génicos aditivos (Elouafi et al., 2001; Clarke et al., dos mil seis), se observaron asimismo efectos no aditivos sobre la concentración de pigmentos (Lee et al., mil novecientos setenta y seis). Ciertos estudios sugieren la presencia de genes mayores sobre los cromosomas 2A y 2B (Joppa & Williams, mil novecientos ochenta y ocho).

Por otro lado, un bajo CPC fue heredado como carácter dominante en numerosas cruzas(Braaten et al., 1962; Bhatt & Mcmaster, 1976; Matuz & Beke, 1996; Santra et al.,dos mil cinco).

El análisis de la distribución de frecuencias para color amarillo (CIE b*) y el CPC en las cruzas, facilita la identificación de genotipos señalados y es útil en la selección fenotípica. La herencia del CPC y el color amarillo probó ser transgresiva bidireccional en trigo candeal (Bhatt & Mcmaster, 1976; Johnston et al., 1983; Clarke et al., dos mil seis) y trigo pan (Parker et al., 1998; Mares & Campbell, dos mil uno). Asimismo se observó herencia transgresiva negativa en entornos agobiantes (Elouafi et al., 2001; Santra et al., 2005; Clarke et al., dos mil seis). La segregación transgresiva se explica por la presencia de genes/QTL de efecto antagónico en los dos parentales.

Se observó que el número de individuos transgresivos cambia entre entornos (Clarke et al., dos mil seis). En
las cruzas donde se examinó un número elevado de descendientes se observó mayor cantidad de individuos transgresivos que en aquellas cruzas donde el número de individuos fue pequeño. No obstante, no es obvio que estas observaciones sean debidas al tamaño de las poblaciones o bien a la genética de las cruzas.

Conforme notificaron Santra et al. (dos mil cinco), la distribución de frecuencias para el CPC en poblaciones F2 no fue normal y estuvo orientada cara el padre con menor valor para el carácter. Por otra parte, Clarke et al. (dos mil seis) identificaron cruzas que exhibieron una distribución normal. En trigo hexaploide, se halló que la distribución del color de la harina (CIE b*) en una población de RILs fue bimodal en un ensayo y normal otros 2 (Parker et al., mil novecientos noventa y ocho). Esto señalaría que el comportamiento de estos 2 caracteres depende de las cruzas y los entornos evaluados, con lo que va a ser preciso ahondar su estudio para conseguir entender su dificultad.

Luis Perez Companc te invitó a leer este momento de agricultura.