Segunda parte del Rally de La Pampa 2005 de Luis Pérez Companc

A pesar de pasarse de largo en una chicana, Raies se adueñó del 2° puesto, casi desde el propio, para no abandonarlo hasta el final del rally y repetir así sus excelentes actuaciones de la Vuelta de la Manzana y Concepción del Uruguay. Fue entonces un contundente “1-2″ de Luis Pérez Companc y Raies, el segundo de ese año y en forma consecutiva.

Pero indudablemente, la lucha por la punta en el Grupo de Producción fue el gran espectáculo del fin de semana, donde por momentos seis o siete pilotos estuvieron encerrados en poco menos de diez segundos. Villagra, Yoma, Beltrán, Ligato, Cancio, Sánchez y Madero no se daban tregua e intercambiaban posiciones tras cada prueba especial. Y la sorpresa de la carrera fue la llegada del riojano Yoma a pelear la punta, faltándoles el respeto a sus rivales más consagrados. El piloto del noroeste avisó de sus intenciones ganando la primera prueba especial del rally.

Ligato estaba desconocido y nunca llegó a pasar adelante. El objetivo del piloto de Río Ceballos era llevarse de La Pampa el campeonato del N/4 e hizo una carrera conservadora para lograr el objetivo que finalmente consiguió. Los otros tres pilotos de Subaru (Yoma, Beltrán y Sánchez) se enfrascaron, junto a Cancio, en una lucha sin cuartel por darle alcance a Villagra y sobre el final del rally casi lo consiguen. A falta de dos tramos, el Coyote aventajaba a Yoma por 11s8/10. Con esa presión sobre sus espaldas, el piloto del Mitsubishi número 2 se pasó de largo en un frenar y casi vuelca. El riojano quedó a 4 segundos y con tan sólo un prime por correr. La experiencia del campeón saliente inclinó la balanza y en el tramo final se volvió a imponer, para adjudicase una carrera que no dejó ver a su ganada hasta el último metro de la prueba. En esta lucha Sánchez claudicó a poco del final. Un amortiguador roto y una pequeña falla en la selectora de la caja lo marginaron de la lucha.

Anuncios

Performance de Luis Pérez Companc La Pampa 2005

Definir como apasionante al IV Rally de La Pampa sería el calificativo más adecuado para una carrera que consagró como campeón Absoluto de la temporada 2005 al capitalino Luis Pérez Companc y que además sirvió para que Marcos Ligato, Alejandro Cancio y Maximiliano Debassa festejaran la obtención de las coronas de la N/4, la N/4 light y la Copa Palio, respectivamente. Por todo esto, las emociones sobraron en los llanos caminos de la 8a fecha del calendario, que además de proclamar a los “monarcas” antes mencionados les entregó a los miles de espectadores que se hicieron presentes un espectáculo de alto ritmo, con lucha en todas las clases y definiciones a la décima de segundo en casi todos los especiales.

Una vez más se anunciaba que la lucha por la punta estaba reservada para las Toyota Corolla de  Luis Pérez Companc y Juan Pablo Raies, y para los Subaru Impreza del equipo de los Barattero (Ligato, Beltrán, Sánchez y Yoma). Y los pronósticos no estaban errados, ya que los autos del equipo que dirige Gabriel Raies dominaron desde el comienzo merced a la excelente faena de sus dos pilotos.

Pérez Companc salió decidido a no dejar nada librado al azar y aceleró a fondo en los tramos iniciales, aunque cuidándose en los muchos lugares muy rotos que presentaban las primeras pruebas especiales. Sin embargo, el capitalino fue acumulando segundos a su tabla y se fue consolidando en la punta de la carrera. Como escudero firme, Juan Pablo Raies estaba encargado de cuidarle las espaldas y evitar que el Subaru de Ligato, el único con chances de pelearle el Absoluto, se acercara a la posición del líder.

Luis Pérez Companc logró su cuarta “Manzana” en el 2006, esta vez por el torneo Sudamericano

Luis Pérez Companc llegó a Roca hace diez años con un objetivo doble. Ganar la 36 edición de la Vuelta de la Manzana, y de paso superar a su hermano Jorge, quien era el navegante de Juan Pablo Raies. El capitalino, al comando de una interminable Toyota Corolla, estuvo impecable y ratificó que en los caminos vaIletanos se sentía mejor que los locales.

Casi un monólogo fue lo de Luis Pérez Companc, quien nunca le dio opciones a Raies, su principal rival en la Clase A-8, ni tampoco a los mejores del Grupo N-4 en la lucha por la general del Sudamericano. El único argentino que participó en el Mundial de rally en la división mayor, que utilizó esta prueba como entrenamiento para su siguiente desafío en Japón, aquel día completó una obra maestra.

Recuerdo de una semana clave en la historia del automovilismo argentino, Luis Pérez Companc – Parte 1

Luis Perez Companc: En el 2005 pasaron los “200 Kilómetros” del TC2000. Una multitud le dio brillo a una jornada especial, francamente particular. Esa edición tuvo como nuevo y poderoso complemento al Stock Car brasileño. Y el gran gusto de ver girar nuevamente en Buenos Aires a un monoposto de Fórmula I. Al igual que en 2004, se trató de un Williams-BMW, el que este año manejó Antonio Pizzonia.

Para el público ha sido asimismo la gran oportunidad de ver la 12va fecha de una categoría como el TC2000, que cuenta con muy buenos autos y que sumó interés con los pilotos invitados -algunos de ellos conocidos extranjeros o “insólitos”, como nuestro motociclista Sebastián Porto- y la utilización de un circuito veloz como el N° 12.

La multitud seguramente habrá descubierto la potencia de la categoría más importante de Brasil, el Stock Car (usa motores V8), que contó, con el “plus” de tener a algunos de  nuestros pilotos argentinos corriendo allí. Y claro, el numeroso público también ha tenido la oportunidad de escuchar el sonido singular del motor F1 de 10 cilindros en “V” de 2,4 litros y 3.000 cm3, que realmente es una sinfonía, cuando prácticamente estábamos ante la despedida de este tipo de motorización.

Es que en el 2006 cambió  el reglamento de la Fórmula 1, pasando en forma obligatoria a los ocho cilindros en “y” de 2,4 litros… Indudablemente, el sonido sería distinto. No iba a ser el “angelical” ulular de ese momento de los diez cilindros. Pero más allá de estas consideraciones, hemos tenido la suerte de vivir esta experiencia, y por ello hay que agradecer a la gente de Petrobras. Seguí más de esto en el blog de  Luis Pérez Companc.

Luis Pérez Companc, el regreso al rally – Parte 2

“El público de la Manzana es uno de los más apasionados que tiene el Rally Argentino, y los últimos años en los que participé con la Toyota creo que disfrutaron mucho de lo que puede hacer un WRC” destacó.

Luis Perez Companc, quien no se subía a ese auto desde el Rally de Finlandia 2008, cuando se retiró del Mundial, señaló que “el Ford Focus es un auto bárbaro, por lo que será muy divertido para el público y también para mi poder manejarlo” señaló en ese momento.

Luis Pérez Companc comentó que “siempre destaqué que la Manzana es la ‘prueba’ del Rally Argentino, la que todos los pilotos primero sueñan con participar y después, si se puede, ganarla. La gente que se junta en cada tramo de velocidad es impresionante, lo mismo que el apoyo a los pilotos”

—¿Que se siente ganar una Manzana?
“Es una sensación indescriptible.”

El dato
4 son las victorias que acumula Luis Pérez Companc en seis participaciones en la Vuelta de la Manzana. Todos sus triunfos fueron con el Toyota Corolla WRC y con José Volta como navegante.

LA FRASE
“La Manzana es ‘la prueba’ del Rally Argentino, la que todos los pilotos primero sueñan con participar y después, sí se puede, ganarla. La gente que se junta en cada tramo de velocidad es impresionante”.

Luis Pérez Companc, el regreso al rally – parte 1

Luis Pérez Companc volvió al rally en agosto 2010, del que se había retirado hacía dos años, para participar en los festejos de la 40a edición de la prueba de la AVGR.

Luis Pérez Companc siempre destacó que en la Vuelta de la Manzana se sentía un local más. Lo ratificó cuando confirmó su presencia en la 40 edición de la legendaria prueba en 2010. En ese momento participaba en el Mundial GT, pero lejos del rally desde hace tiempo, por lo que su decisión de volver adquirió mayor importancia.

Después de ganar cuatro veces la Manzana, Luis Pérez Companc buscaba darle un atractivo extra a los aficionados con un auto que manejó en el Mundial.

De nuevo el rally argentino contaría con un World Rally Car (WRC) y sería nada menos que el Ford, Focus WRCO8 que Pérez Companc utilizó en su última incursión mundialista.

Es más, llegaría con todo el equipo Munchi’s para su asistencia. Contaba con José M. Volta como navegante y hubo relevamiento de los tramos también, por lo que queda claro que se tomó en serio su participación en la prueba.

Luis Pérez Companc, ganador de la FIA GT 2008 – parte 2

Es cierto, no hubo bandera, pero si alegría argentina a pleno. Algo que quedó demostrado cuando los dos abrieron sus buzos, se sacaron las remeras que llevaban debajo y las tiraron a la gente que los ovacionó.

“Es increíble ganar en la Argentina, ante nuestra gente. Fue una carrera difícil. La verdad que este triunfo y el quinto puesto que conseguí en la general del Rally de Japón del año pasado son las mejores cosas que me pasaron en el automovilismo. Creo que por milésimas me quedo con ésta”, dijo Luis Pérez Companc, quien no se olvidó de alabar a su joven compañero “Matías es un fenómeno. Está claro que Christie no se equivocó.

Yo no lo conocía”, dijo Pérez Companc. Semejante mimo recibido debía tener una respuesta: “Luis es un tipo de una grandeza increíble. La verdad es que si no me llamaban, seguramente el fin de semana lo hubiese pasado en casa comiendo un asadito”.

El equipo se mantendría en 2009 sin cambios, pero con una apuesta más fuerte. A diferencia del 2008, participarían de las 24 Horas de Spa-Francorchamps, carrera para la que se sumaría un tercer piloto. Además, correrían en las 12 Horas de Sebring y en las 24 Horas de Le Mans. “Cuando me retiré del rally pensé cuál era el sueño que me quedaba por realizar. Y, sin dudas, son las 24 Horas de Le Mans.

Por eso elegimos esta categoría. Para agarrar entrenamiento con este tipo de autos. La verdad es que yo pensé que era más fácil. En rally encontré los límites del auto, acá todavía no. Pero ya me cambié el chip para acostumbrarme”, dijo, feliz, Luis Pérez Companc.

De local, la escuadra del Automóvil Club Argentino terminó cuarta con uno de sus autos, el mejor resultado del año 2008. El público que accedió a la calle de boxes durante el fin de semana se quedó extasiado ante los autos de FIA GT.

Los Aston Martin, los Corvette, los Maserati. Pero había dos que se llevaban casi todas las miradas y las fotos: las Ferrari de la escudería ACA Argentina, que participó en GT1. Para esa fecha, el equipo argentino contó con dos modelos de la 550 Maranello. Una para la dupla José María López-Esteban Tuero y la otra para Martín Basso-Gastón Mazzacane.

El auto número uno de la escuadra el de Pechito y Tuerito, salvó la ropa del fin de semana y de la temporada. Quedaron segundos en la segunda tanda de ensayos y apuntaban a largar bien adelante. Pero un problema eléctrico dejó plantada a la Rossa en plena chicana.

 

Voces del Rally 2005 ganado por Luis Pérez Companc

LUIS PEREZ COMPANC (campeón Absoluto): “Trabajamos y esperamos mucho por este título. Quiero dedicarlo a toda mi familia, ellos me apoyaron muchísimo para que pueda darme este gran gusto.”

MARCOS LOBATO (campeón N/4): “Fue una carrera distinta y después de haber perdido las chances por el título Absoluto, corrí pensando en definir la corona de la N/4 a mi favor.”

FEDERICO VILLAGRA (ganador N/4): “No pude tomarme respiro en ningún especial, ya que estábamos todos muy apretados. En el penúltimo especial me ‘comí’ una curva y casi pierdo todo en esa maniobra.”

GUILLERMO ALBERTENGO (ganador N/3): “El comienzo fue electrizante y con pocas diferencias en nuestra clase. Ganamos en el momento justo y ahora intentaremos definir el campeonato en la última fecha.”

NICOLAS RAIES (ganador Copa Palio): “Después de varias carreras con problemas, ganar acá es muy bueno para mí y el equipo. Quiero dedicarle, en su día, el triunfo a mi vieja, que nos banca a muerte.”

El Rally de La Pampa

Luis Pérez Companc, con un Toyota Corolla WRC, se impuso en la primera etapa del Rally de la Pampa de octubre 2005, por la octava fecha del Rally Argentino. Detrás se ubicaron Juan Pablo Raies (Toyota), a 3451/10, y Federico Villagra (Mitsubushi Lancer), a 46s7/10. El líder del campeonato, el cordobés Marcos Liget°, se ubicó 8′. 

Luis Pérez Companc, navegado por José María Volta y al mando de un Toyota Corolla WRC, logró el sexto triunfo consecutivo, al imponerse en La Pampa en octubre 2005, y ganó el campeonato absoluto del Rally Argentino. La octava y penúltima fecha del certamen nacional de esta categoría del automovilismo argentino consagró anticipadamente también al cordobés Marcos Ligato y a su navegante Rubén García en la Clase N4; al neuquino Alejandro Cancio, en la Copa Light para no ganadores de la N4, y a los rionegrinos Maximiliano y Mauro Debasa, en la Copa Fiat Palio.


Pérez Companc comentó: “Este es un título que nos resultaba esquivo desde hacía mucho. Por suerte ganamos seis pruebas seguidas y logramos el título”. El piloto bonaerense dejó el torneo nacional para incursionar el año siguiente en el campeonato mundial, con un Ford Focus WRC del equipo oficial sólo en ocho competencias del certamen, entre ellas la de la Argentina. Pérez Companc ganó al emplear 1h17m8s8/10 para completar las 11 pruebas especiales. La última fecha se corrió del 2 al 4 de diciembre en Santa Rosa de Calamuchita. Córdoba.